MADRE DE JACK (30 Rock): "Supongo que pensarás que los padres de Liz son más cariñosos que yo"
JACK: "Madre, hay células terroristas más cariñosas que tú"

sábado, marzo 15, 2008

EL AÑO DEL DRAGON DE LOST

Lo sabía. Sabía que lo del capítulo de la semana pasada fue solo un pequeño parón para coger aire y volver a soltarlo de golpe con otro capítulo espectacular y lleno de respuestas. Porque sí, amigos, si algo está caracterizando a esta cuarta temporada es sin duda que nos están dando muchas respuestas, y que parece que por fin vamos a poder ir formando este intrincado rompecabezas que es Lost. Y por si esto no fuera suficiente para que nos demos cuenta de lo bueno que es este 4x07, Ji Yeon, un dato: ¡¡por fin me gusta un capítulo de los coreanos!!

SPOILERS 4x07

Empezaremos por lo ocurrido en el carguero, que sigue siendo lo más interesante, con diferencia, que está ocurriendo en lo que llevamos de temporada. Desmond y Sayid siguen allí, prácticamente en calidad de presos, siendo testigos de las mil y una rarezas que conviven en el barco que supuestamente iba a salvarles. Solo dios sabe la de misterios que oculta esta gente, y ya no solo respecto del mundo exterior, sino que parece que se ha instalado en su propio barco una especie de locura que los lleva a todos a suicidarse. Ahí tenemos a Regina (Zoe Bell), a quien yo esperaba ver bastante más tiempo en pantalla, que se calza unos cuantos kilos de cadenas y se tira al mar para no volver a salir; o la mancha de sangre en la pared que tiene toda la pinta de ser de alguien que se ha pegado un tiro.


Una de las cosas que más me ha llamado la atención es la aplastante sinceridad del capitán Gault (Grant Bowler)(aunque nuestro espía secreto avisa a Desmond y Sayid de que no es de fiar) que les cuenta a nuestros losties algunas cosas que muchos no pensábamos que se iban a tratar de forma tan abierta. Para empezar, corrobora parte de la versión que Ben le cuenta a Locke en el 4x06, en la que asegura que Charles Widmore es el que está detrás de todo el tema del barco. Sin embargo, lo que el capitán no confirma es que el padre de Penny esté buscando la isla para explotarla comercialmente, sino que da aún más peso a la teoría de que su objetivo principal es Ben, por el gran peligro que sus recursos suponen. Y esos recursos son, ni más ni menos, y siempre según la versión del capitán, los suficientes como para montar un falso accidente de avión, con 324 cadáveres en el fondo del océano, para que dejen de buscar la isla.

Llegados a este punto, tengo que decir algo: no me creo a ninguno de los dos, y mis motivos son los siguientes: para empezar, no me creo al capitán porque los del barco son los malos, 100% confirmado, porque si no fuera así, Sayid no se pondría a trabajar a las órdenes de Ben, como vemos en el 4x03. Además, también nos avisa de ello el espía con esa nota de “Don’t trust the captain”, pero esto es lógico, teniendo en cuenta que el espía también trabaja para Ben. Luego, no me creo a Ben porque es evidente que la tropa de Widmore no está buscando la isla solo por ser “especial”. Saben que Desmond está allí, pues todos llevan fotos de él y el capitán le mira directamente cuando dice que “el barco es de Charles Widmore. Si, tú le conoces”. Y cada vez estoy más convencido de que obtienen toda la información sobre la isla saboteando la búsqueda de Penny.

Y no hago más que hablar del espía, pero ese espía ya tiene nombre: Kevin Johnson. Y si, efectivamente es quien todos esperábamos: Michael is back. Y esto sería un sorpresón digno de cliffhanger de final de temporada, si no fuera porque todos sabíamos que era él. Aún así, creo que es genial la escena en la que está fregando al fondo del pasillo, y Sayid reacciona al oir su voz, mientras vemos como poco a poco se va acercando a la cámara, enseñando finalmente su cara de “no me delatéis, cabritos”. Sayid y él se presentan como si no se conocieran y Desmond pone cara de no enterarse de nada, pero es que realmente, tras sus viajes al pasado, no sabemos si ha recuperado plenamente la consciencia, ni si se acuerda de Michael. Parece ser que en el próximo episodio, que se llamarán “Meet Kevin Johnson”, podremos conocer al fin lo que el destino deparó para Michael una vez salió de la isla (si es que llegó a salir). Yo sigo sosteniendo mi teoría de que nada más tocar tierra, Ben contactó con él a través de Tom o de Richard, y le instó a que subiera a ese barco para sabotearlo. Lo que espero que nos expliquen es si esta colaboración salió del propio Michael, tras mostrarle Ben pruebas fehacientes de que los del barco son los malos y que podía redimirse de haber dejado tirados a sus compañeros, o si por el contrario, todo siguió una línea un poco más “Ben style”, y secuestró (de nuevo) a Walt para que el futuro espía se viera obligado a ayudarle. En cualquier caso, brillante forma la que han tenido los guionistas de volver a poner en juego a un personaje tan interesante como el de Harold Perrineau.

Todo esto en cuanto al barco. En la isla, Jin (que está aprendiendo inglés a una velocidad brutal) se entera de que Sun se los puso bien puestos con el hijo del de los hoteles NH, como vemos en el 3x02, The Glass Ballerina, y se pilla un rebote de tres pares de narices (lógico), pero finalmente, en una escena tan tierna como increíble, termina perdonándola porque engañó “al hombre que era antes, no al nuevo Jin”. Y es verdad. Este angelito no tiene nada que ver con aquel asesino a sueldo que trabajaba para Mr. Paik (otro que tiene todas las papeletas para estar trabajando codo con codo con Charles Widmore en la búsqueda de la isla).

Pero lo más interesante de la historia de los coreanos no es esta, sino lo que ocurre en su flashforward… o al menos lo que parece un flashforward. Porque sí, compañeros seriéfilos, Carlton Cuse y Damon Lindelof nos la vuelven a jugar y nos engañan durante 38 minutos haciéndonos creer que tanto Jin como Sun están en el mismo momento espacio-temporal. Pero no es así. Sun sí que está en el futuro. Conocemos la identidad del quinto Oceanic Six (tras Jack, Kate, Hurley y Sayid), y hago un parón aquí para explicar por qué estoy tan liado ahora mismo: hace tiempo os dije que había leído, por desgracia, un spoiler que revelaba el nombre de los 6 de Oceanic. Bien, ese spoiler decía que estos eran Jack, Kate, Hurley, Sayid, Sun… y Jin. Semana tras semana se iba confirmando este gran spoiler. Primero Jack y Kate en el 3x23, Hurley en el 4x01, luego Sayid en el 4x03, y esta semana Sun. Y hete aquí que nos encontramos con que ¡Jin no es uno de ellos! No os voy a negar que en este momento estoy totalmente descolocado porque se me ha derrumbado la historia que yo ya tenía montada en mi cabeza.

En cualquier caso, como decía, durante todo el capítulo juegan con nosotros, haciéndonos creer que Sun va a dar a luz mientras espera llegar a Jin, al que vemos por otra parte apurado por comprar un peluche y llegar al hospital porque “alguien” va a dar a luz. Pero ese “alguien” no es Sun, porque la historia de Jin se sitúa en el año 2000 (el año del dragón chino), solo lleva 2 meses casado y aún no ha tomado el vuelo 815 de Oceanic. Efectivamente: es un flashback, y sin pretender que parezca que voy de sobrado, os diré una cosa: lo sabía. Lo sabía por la misma razón por la que sospeché en “Through the looking glass” que estábamos ante un flashforward, y no un flashback de los de toda la vida: por el móvil. En aquella ocasión, el de Jack era demasiado moderno, y en esta, el ladrillaco que gasta Jin está más que desaparecido en el año 2005 (cuando Sun da a luz a su hja Ji Yeon), así que ahí algo olía a chamusquina. Pero lo importante no es esto. Lo importante es, ¿os habéis dado cuenta de que los guionistas nos han vuelto a dejar con la boca abierta haciendo uso de un recurso (el flasback) que hemos estado viendo durante 3 temporadas sin parar? Yo no me levanté a aplaudir de milagro.

Pero la parte más importante del episodio, tal y como comentaba más arriba, es que Jin NO es uno de los Oceanic Six. Y no solo eso, sino que, tras ver la inscripción en su supuesta tumba, vemos que la fecha del fallecimiento está marcada el 22 de Septiembre de 2004, es decir, el día que el vuelo más famoso de la historia cae en la isla. Esto coincide con la historia que los Oceanic Six parecen haber creado para la opinión pública, tal y como vemos cuando Jack está recitándola en el juicio de Kate, en el 4x04. Sin embargo, sabiendo que esto no es cierto y que Jin no murió en aquel momento, la pregunta aquí es obvia: ¿sigue Jin vivo en la isla o murió, probablemente para salvar a Sun? ¿Será el uno de los 2 que, según los Oceanic Six, no sobreviven a su estancia en la isla, tras ser 8 los que se salvan en primer lugar? Muchas interrogantes y nosotros encantados con el lío que tenemos ahora mismo en la cabeza.

Y llegamos al momento clímax del episodio. Hace un par de semanas, dije que esta escena de Desmond y Penny había sido una de las más emotivas y emocionantes de toda la serie, pero nadie podrá negar ahora que esta de Sun, acompañada de Hurley, arrodillada ante la tumba de Jin se queda muy, muy cerca. Además, ha sido maravilloso volver a escuchar esa música a piano y violoncelo tan característica, que nos ha acompañado a lo largo de casi toda la serie. Disfrutad la escena, porque pocos programas de televisión os regalarán momentos como este.





Muchos dicen que el año del dragón trae suerte a los chinos, y realmente puede que esta propiedad no se reduzca solo a la de esa población, porque parece que también Lost está siendo participe de uno de sus mejores años, gracias a una de las temporadas más legendarias que jamás se hayan visto.

6 comentarios:

Sunne dijo...

No se que decir... tienes razón, solo eso. Aunque yo creo que Jin si que salió pero murió, y esta en la tumba..no? yo flipé con la mezcla de fashbacks, este a sido un capítulo muy revelador, estoy ansioso por ver que pasó a Walt y su padre. Me ha encantado este episodio. Yo no conocía ni los spoilers ni nada. Una sorpresa agradable pues Sun se merece ser feliz...

Claro está que siempre salen más dudas, pq Hurley va a visitarla, pq solo el? Lost forever, de verdad.

ERU dijo...

Y yo que apostaba a que Sun moriría en la isla... me he tenido que comer mi apuesta con patatas!!!

Coincido contigo en que por fin ha llegado un capítulo de coreanos que me ha dejado con el boquino abierto de par en par.

Ánade dijo...

La verdad es que me alegré mucho cuando vi a Sun fuera de la isla. Siempre me ha caído estupendamente y me hubiese dado mucha pena si al final no saliese de la isla. Aunque es verdad que sus capis son de lo más soporífero... Excepto este, claro. :)

MacGuffin dijo...

Cierto, por fin un capítulo de Jin y Sun que no es un tostón. Yo me imaginaba que Sun saldría de la isla por el rollo de su embarazo, y lo que nos falta por saber es qué ha pasado con los que se quedaron atrás. Me da que siguen vivos, pero a saber en qué condiciones...

LUIH dijo...

Estoy contigo Macguffin. Aquella gente sigue viva, pero supongo que los 6 que han salido los habrán "vendido" o algo así, para poder salir ellos, de ahí las pintas de jack en Through the looking glass. Además, supongo que alguien tiene que quedar en la isla, porque si no, Sayid no se esforzaría tanto en protegerles, trabajando para Ben, no?

Moltisanti dijo...

Me pasó exactamente igual que a ti con lo de los oceanic six. Me trague en otoño que los 2 últimos eran Sun y Jin, y ahora resulta que Jin NO es uno de los que salen de la isla. Ahora se comenta por el internete que el 6º es Aaron!!, cosa difícil de creer por la sencilla razón de que el bebe no viajó en el avión, a no ser que Kate contara una batallita...