MADRE DE JACK (30 Rock): "Supongo que pensarás que los padres de Liz son más cariñosos que yo"
JACK: "Madre, hay células terroristas más cariñosas que tú"

jueves, marzo 13, 2008

SARAH CONNOR QUIERE SER TERMINATOR

¿Quién no ha deseado alguna vez saber más sobre la historia de Terminator? ¿Acaso no sentís curiosidad de cómo la magistral T-2: el juicio final dio paso a la decepcionante T-3: Rise of the machines? Pues aquí encontramos la respuesta, en Terminator: Sarah Connor Chronicles. Y nunca mejor dicho, porque esta serie parece contener elementos de ambas películas, aunque si tuviera que inclinarme por una de las dos, claramente se parece más a la tercera parte, y de ahí que mi opinión sea la siguiente: esperaba muchísimo más de un show que incluye la palabra Terminator.
La historia viene a situarnos, temporalmente hablando, entre estas dos películas. Sarah Connor (Lena Headey) y su hijo John (Thomas Dekker) son ya plenamente conscientes del futuro que les aguarda. Saben que en el futuro las máquinas creadas por Skynet tomarán el control del planeta y que solo un pequeño grupo de insurgentes, liderado por John, conseguirá liberar al planeta de tan mecánica tiranía. Para dar el toque de sorpresa a la serie, y a sabiendas de que Schwarzenegger no hará acto de presencia (de momento), la encargada de proteger al hijo pródigo es esta vez una chica adolescente (Summer Glau, a quien ya vimos en Los 4400) que primero se hace pasar por compañera suya de clase, para luego salvarle in extremis de uno de los terminators, que a su vez se estaba haciendo pasar por profesor. Aguantad la risa, por favor.


Pero no quiero ser malo. No todo causa risa. Tengo que reconocer que la puesta en escena no es mala. Alcanza unas cotas aceptables de acción y espectacularidad, sobre todo teniendo en cuenta que no maneja el mismo presupuesto que su hermana mayor en el cine. Además, este John Connor es bastante más creíble que Nick Stahl, de T-3, y consigue darle ese halo de misterio con el que Edward Furlong dotó al personaje en T-2. Durante toda la serie consigue transmitir la inmensa presión que le produce el llevar una carga tan pesada sobre sus hombros. Otra historia es la propia Sarah Connor. No digo que Lena Heady no me guste para este papel, pero Linda Hamilton es mucha Linda Hamilton, y su sombra es extremadamente alargada. Constantemente comparamos a ambas, y aunque han intentado recrear a Sarah Connor como si fuera seguidora de Jack Bauer (su dominio de las armas y las estrategias de escape es impresionante), no da la talla. Además, para qué vamos a negarlo: es demasiado guapa para este papel. A Sarah Connor se le presupone una vida hastiada, una cara que denote su total falta de alegría, porque la lucha contra las máquinas se la ha arrancado toda de golpe, y Lena Heady solo da esa sensación a veces. La mayoría de las veces, intenta suplir esta falta de carácter con muecas muy raras, fruncidos de ceño al más puro estilo Eric Taylor, que solo consiguen que nos creamos aún menos su papel. Desde luego, había elecciones mucho peores (llegué a escuchar cada candidata...) pero está claro que una serie que se llama Las Crónicas de Sarah Connor, reclama una Sarah Connor en condiciones, y esta se queda a mitad de camino.

En cuanto a la recreación de los robots, que queréis que os diga. Desde que los hermanos Lumiére dieran vida a un trozo de película, siempre se ha interpretado igual a un cyborg: con movimientos al más puro estilo paso robocop de Rodolfo Chikilicuatre. No entiendo como, con lo que ha avanzado la tecnología en la serie (han creado terminators capaces de pensar por sí mismos) aún no han dado con la fórmula para crear uno que no parezca un robot al andar. Cosas de la tele. En este apartado destaca Cameron, la protectora en esta ocasión de John Connor, como ya he dicho, una adolescente que se hace pasar por compañera de clase, pero cuyos gestos robóticos ya nos hacían sospechar algo desde el principio.

El problema principal de SCC es que han intentado sacar una gran epopeya de donde solo hay una pequeña historia. Es decir, lo interesante de lo que ocurre entre T2 y T3 es la muerte de la propia Sarah Connor, y cómo John sigue adelante, pero además de eso…poco más, creo yo. Pues bien, esta gente ha querido sacarse de la manga una historia que no llega a convencer, que es a todas luces forzada, y que intenta adornar con muchos guiños a la historia original, pero que no consigue, en mi opinión, el efecto deseado.

Parece que el fortísimo comienzo de temporada (fue el estreno con mejores audiencias del año) y el interés que ha suscitado en los fans, ha conseguido que la Fox le conceda una segunda temporada, pero sinceramente, no se muy bien de donde van a sacar tanta chicha, porque como he dicho hace un momento, entre T2 y T3 hay 2 cosas que contar, y estos guionistas quieren sacar de donde no hay.

Sin embargo, y a pesar de todo lo que he dicho, es tanto el tirón que tiene Terminator para mí, que me siento tentado de continuar viéndola. Supongo que siempre tengo la esperanza de que la cosa irá a mejor y hará honor a la saga que lleva por nombre. Y si no, al menos lo habré intentado. Eso sí, una cosa podéis tener por seguro: VOLVERÉ.

9 comentarios:

Sunne dijo...

Luih tio, tu me espias por un agujerito.jajaja, el otro día vi el piloto y he empezado a bajar ( como se puede) la serie, así que me iba a poner en breve a verla, ya vi algo escaso muchas cosas, la voy a ver " de lejos" pq se q no va a ser como las peliculas, y tu critica me lo corrobora, pero mira, unoa ademas de un poco freak es fan de Terminator así que chitón y a verlo, igual que la mala película de Alien vs Predator, simplemente hay que verla.

ALX dijo...

Es de esas series que no he pasado del piloto y no porque no me gustase, sino porque las críticas que había leído no me animaban a seguir con la serie. A ver si le doy una oportunidad algún día, pero veo que no han aprovechado los puntos fuertes que podía tener la serie.

Moltisanti dijo...

Yo ya escribí sobre ello y aunque la serie no tenga esa esencia de las películas, la serie ha ido progresando capítulo a capítulo para mejor. Yo desde luego que si la serie renueva para una 2º temporada, voy a continuar viendola.

LUIH dijo...

Yo, ya digo, creo que la cosa va mejorando, pero no lo suficiente como para hacer honor a la saga de la que ha cogido el nombre. El problema es que yo, personalmente, soy un gran seguidor de Terminator, y me fastidia que una franquicia a la que se le puede sacar tanta punta, sobre todo en estos tiempos en los que la tv es mejor que el cine, no se le saque provecho. Pero vamos, es mi opinión.

Crítico en Serie dijo...

Tu opinión me hace tener más ganas de verla. porque, en el fondo, tampoco hablas mal de ella. y lo que le achacas del elemento 'instituto' del inicio de la serie, pues a mí me hace gracia (siempre he tenido tirada para los subproductos colegiales).

La putada es que últimamente no veo casi nada. O, por más que mire, parece que no mire suficientes series. Porque, pendiente está terminator desde hace semanas y semanas. Como in treatment, damages, moonlight, extras, mad men... ¡qué frustre!

LUIH dijo...

Mi consejo es que Mad Men te la quites ya de enmedio y que te pongas a piñón con Damages. A mis anteriores posts me remito! xD

Beta dijo...

¿Pero cómo se puede poner ese spoiler en el título de un post que se ve incluso desde google?

Vaya pedazo de @!#* (rellenar con el insulto preferido).

LUIH dijo...

Vamos a ver Beta, 2 cosas:

1. O bien no has entendido el significado del título, o bien te estás quedando conmigo. No es un spoiler, y no tengo ganas de explicarte el motivo. Leete el post (porque claramente aun no lo has hecho) y luego vuelves a comentar.

2. Insultos en este blog, los justos, y menos a la persona que escribe.

Anónimo dijo...

T3 mencionas, uno de los mayores aciertos de la serie es pasarse por el forro esa película. No va a conectar con Terminator 3, gracias sean dadas.

Yo hace unas semanas que termine de ver la segunda temporada en versión original. Tras el capitulo final estuve una semana "Shocked".

Lo mejor que se ha hecho para televisión en años. Puede que hasta me apunte a algún club de histéricos de Summer Glau.

Fuera prejuicios y dadle la oportunidad, no os defraudará.