MADRE DE JACK (30 Rock): "Supongo que pensarás que los padres de Liz son más cariñosos que yo"
JACK: "Madre, hay células terroristas más cariñosas que tú"

martes, abril 15, 2008

CHUCK, EL INESPERADO

Cuando digo Chuck, no me refiero al niño rico más insoportable del Upper East Side, ni a la enamorada (y revivida) novia de cierto pastelero, sino a Chuck Bartowski (Zachari Levy), un cerebrito con poca interacción social (como todo buen nerd que se precie) que trabaja en Buy More (un Mediamarkt a la americana, para que nos entendamos) y cuyo círculo de amigos se ve reducido a su extraño amigo Morgan (Joshua Gomez), todo un ejemplo de inadaptado social, su frikísimo equipo de trabajo y su hermana Ellie (la bellísima y estupenda Sarah Lancaster) y su novio, el Capitán Awesome (Ryan McPartlin).

La historia da el pistoletazo de salida cuando Chuck recibe un email de un antiguo compañero de Universidad (que pronto averiguaremos que de compañero tenía poco…) que consiste en una sucesión interminable de imágenes que esconden los secretos mejor guardados de las distintas agencias de inteligencia de los Estados Unidos. Y es que su antiguo compañero, Bryce Larkin, no es en realidad un contable, como todos pensaban, sino que era un agente doble infiltrado en la CIA, que al más puro estilo Sydney Bristow consigue enviar esta información a Chuck, justo antes de morir a manos de un implacable agente de la NSA, John Cassey (Adam Baldwin).

Debido a este incidente, a Chuck se le queda grabada en su cerebro toda esta información, por lo que se convierte en un arma demasiado poderosa como para andar por ahí solo. Y ahí es cuando entra en escena Sarah (Yvonne Strahovski) una bella agente de la CIA que simula una relación con nuestro empollón para poder protegerle las 24 horas. Lo malo es que a esta vigilancia también se une el agente Cassey, claro que nadie sabe que fue él quien mató a Larkin.

Historia de espías, diréis muchos. Si y no. Porque con Chuck me he llevado la agradable sorpresa de estar ante una serie de difícil etiquetado. Evidentemente, la trama central va de espías, pero todo el conjunto en sí mismo no es más que una comedia bastante más inteligente de lo que yo creía, con multitud de guiños a otras series (el vuelo Oceanic 815 ha salido nombrado ya un par de veces), e incomprensibles chistes sobre informática, que solo un auténtico nerd como Chuck entendería.

Ya se que llego algo tarde a esta serie, pero me alegro de no haberla dejado de lado. De veras que ha sido una sorpresa refrescante e inesperada, porque esta extraña mezcla de Alias (en algunos momentos es igual de trepidante) y la típica comedia americana sobre adolescentes deja un muy buen sabor de boca. Además, como muchos sabréis, para mí no tiene precio volver a ver en pantalla a Sarah Lancaster, sobre todo después del descalabro de su anterior serie, What about Brian.

Como decía, las escenas de acción, sorprendentemente, son buenas escenas de acción. Los gadgets son tan originales como los del mismísimo James Bond, y aunque no trabaje para Su Británica Majestad, el contínuo juego de no saber quienes son los buenos y quienes los malos, hace que todo el argumento tenga bastante miga.

Y para los que aún no estén convencidos, ahí va un argumento aún más contundente: en todos los capítulos salen mujeres, digamos… atractivas. Y es que este es, sin duda, otro gancho que están utilizando los guionistas sin ningún pudor. Al evidente atractivo de Yvonne Strahovski, la co-protagonista, se une cada nueva semana el de una colaboración de alguna famosa. Así, en el tercer episodio (Chuck vs the Tango), podemos ver a la española Lorena Bernal (de cuando las misses eran guapas) haciendo el papel de Malena, una traficante de arte de rudas maneras. Y en el cuarto (Chuck vs the Wookie), que de momento es hasta donde he visto yo, aparece Mini Anden, encarnando a otra espía y a la vez competidora de Sarah, Carina. A esta última yo la conocía por un episodio de Shark, pero que a muchos os sonará también por haber hecho alguna que otra aparición en Dirt. Lógicamente ninguna se va a llevar un oscar por su interpretación, pero no creo que le importe a nadie.

En fin, como el capitulo 2x02 de Roma se me ha quedado atascado (que aún no lo tengo, vamos) Chuck se está convirtiendo en un auténtico salvavidas, porque como comenté en el post anterior, ni Anatomía de Grey, ni Sarah Connor Chronicles, ni Jericho, ni otras muchas, me estaban sacando de este estado de stand by en el que me encuentro, hasta la vuelta de Lost, dentro de un par de semanillas.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta serie tiene una trama continua?? O es un caso por capitulo?

Saludos. ;)

LUIH dijo...

Es un caso por capitulo, pero como suele pasar en este tipo de series, suelen llevar un hilo común: el enamoramiento de chuck con su colega, por ejemplo.

Pero vamos, son capitulos autoconclusivos.

Sunne dijo...

Yo desde hace 1 semana q no veo series (Carpooler lo ultimo q vi), estoy atascadillo. Pero Chuck se ve entretenida ( y nada más)

MacGuffin dijo...

Con "Chuck" llevo una temporada pensando si darle una oportunidad o no... Igual en verano...

Yo soy incapaz de ver a Adam Baldwin haciento otro tipo de papel que no sea el codicioso, algo simple pero muy divertido Jayne de "Firefly".

LUIH dijo...

Pues la verdad, macguffin, adam baldwin es un de los reclamos de la serie, porque conforme van avanzando los capitulos, su personaje se vuelve más divertido cuanto más intenta mostrar su fachada de duro. Para mí es un acierto

lestat dijo...

Te recomiendo una de las mejores series que he visto: "Carnivale"

Crítico en Serie dijo...

luih, yo ya hace siglos que te la recomendaba, ni que fuera porque salía Sarah Lancaster. Ya sabes que a mí me encanta. Es una serie simploide, etc, etc... pero me divierto mucho con ella. Y mira que al principio me costaba un poco el mejor amigo y los nerds del buy more, pero con el tiempo se conviertieron en lo mejor, para mí.

Claro que ese eterno romance platónico entre los dos protagonistas, tiene su enganche. Y Sarah Lancaster también, igual de mona. (e incluso apareció la ex-OC Rachel Bilson). así que para mí... hayyy qué rabia me da no tener más episodios de Chuck!!!

(y sí, antes las misses eran guapas. me gustó bastante el episodio con lorena bernal, con el tango a lo mentiras arriesgadas y señor y señora smith...)

Moltisanti dijo...

Yo creyendo que te había comentado la entrada y resulta que no lo hice al final, que cabeza tengo!!.

Pues Luih yo a esta serie la cogí en época de pilotos y auqnue el primero estuvo bien y entretenido, el segundo fue tan tan malo ( apesar de salir el oceanic 815) que se me quitaron las ganas e seguir con la serie.
Me bajé los capítulos siguientes pero al no sacar fuerza de voluntad, decidí borrarlos. Luego he leido comentarios favorables sobre la serie pero nose si podré volver a ponerme con ella...

Ánade dijo...

Chuck es una de esas series que te recomiendan pero que no te convencen. A mí me la vendieron como una nueva Alias, y yo, que aún no había conocido a la maravillosa Sydney Bristow, no le hice mucho caso. A ver si algún día me bajo el piloto y comento. :)

LUIH dijo...

Veo que ninguno estais muy convencidos, jeje. Como argumento final diré que no os va a pasar nada si no la véis. No se acaba el mundo. Pero os aseguro que se pasa un rato entretenidillo.

Crítico en Serie dijo...

No no, luih. SE DEBE VER. es muy recomendable. justamente por su falta de pretensiones se convierte en algo muy estimable. Y el rollo que se tratan los del buymore, a ratos tiene algo incluso de 30rock. Más que nada, que es un ambiente laboral ultra-freak que mejora episodio a episodio. El judío cabrón, el pringado sin ambiciones en la vida, la china arisca, el comedonuts del jefe... Que no, que no. ¡A convenceros!

Es entretenida y esto es lo que importa.