MADRE DE JACK (30 Rock): "Supongo que pensarás que los padres de Liz son más cariñosos que yo"
JACK: "Madre, hay células terroristas más cariñosas que tú"

miércoles, abril 02, 2008

ROMA: CON LA AMBIENTACION POR BANDERA

Hará cosa de una semana, mi novia y yo vimos en la tele el anuncio de cuatro (o de la FOX, ahora no lo recuerdo) del estreno de la 2ª temporada de Roma. Hacía tiempo que ella me la venía pidiendo, y aunque yo al principio era reacio por el gran número de series ya empezadas que teníamos entre manos, al final conseguí la primera temporada y nos pusimos a ello.

Tengo que reconocer que mi predisposición no era buena. Me gustan las películas de romanos, por su espectacularidad y su recreación de aquella época, pero creía que el desarrollo de la historia que supone una serie completa, la convertiría en una aburrida historia de debates filosóficos en el senado, césares que se rebelan, y poco más.

La cosa no mejoró cuando vi aparecer en pantalla a uno de los protagonistas, mi archienemigo Kevin McKidd, también conocido como Sosoman, el viajero del tiempo en Journeyman. Si sus gestos y su interpretación estaban fuera de lugar en una serie ubicada en la actualidad, imaginaos como quedarán en la antigua Roma. Por suerte, la serie ha resultado ser buena y McKidd se queda en un pequeño lunar que no llega a ser molesto.

La historia, en un principio, es simple: Pompeyo (Kenneth Cranham) y Cayo Julio Cesar (Ciaran Hinds) han sido siempre amigos. El segundo lleva 8 años fuera de Roma, acompañado de su legión decimotercera, en misiones de conquista para el glorioso Imperio, y en ese tiempo, Pompeyo, que ahora es cónsul de la ciudad, se ha hecho con el cariño y el respeto del pueblo, mientras iba dejando que la imagen de Cesar se demacrara y lo que antaño fue valor y coraje conquistador, se fuera convirtiendo poco a poco en simple instinto asesino. Cuando el soldado se entera de esto, decide volver a Roma con sus tropas y tomar la ciudad por la fuerza, para reclamar el fin de la República, y la vuelta a un régimen dictatorial, con él mismo como cabeza visible. En dichas tropas se encuentran, Lucio Voreno (Kevin McKidd) y Tito Pullo (Ray Stevenson), el primero un leal servidor de la República y honorable soldado, el segundo, un legionario rudo y sin modales, cuyo único objetivo en la vida es que todas las mujeres griten su nombre, sedientas de sexo.

Como decía, la serie es buena, o al menos a mí me lo ha parecido. No tengo ni idea de las cifras que se han invertido para llevarla a cabo, pero desde luego les ha funcionado, porque si algo destaca de Roma, es su espectacular puesta en escena, su ambientación de la época más gloriosa del Imperio Romano, y como consigue que rápidamente te lances a bucear en su maravillosa historia y su magnífica recreación de las disputas de antaño. En alguna ocasión los escenarios cantan un poco, y se notan las cromas, pero desde luego no tanto como ocurrió con aquel capítulo de Lost, en el que dejaban a Sayid en medio de una carretera en Irak y se veía al fondo un escenario dibujado con el paint de Windows (y no quiero ni acordarme de aquel capítulo de Heroes, con Bennet y Mohinder en Rusia, virgen de mi vida…)

Otro punto que destaca de Roma, y que a mí particularmente me ha llamado mucho la atención es la claridad con la que tratan el tema sexual durante toda la serie. Hay una media de 3-4 coitos en cada episodio, y se habla sin tapujos de sexo, homosexualidad y perversiones de los altos cargos, algo que siempre quedaba en un segundo plano en otras historias similares (Espartaco fue la excepción, supongo). Además, son particularmente graciosos los graffitis que la plebe hace por toda la ciudad, con el César recibiendo felaciones, o acusando a otra mujer de adultera.

Para ir concluyendo, simplemente diré que no pensaba que Roma me fuera a gustar tanto. La historia es interesante y engancha, los personajes, a excepción de Lucio Voreno, son muy buenos, con mención especial para la malvada sobrina del Cesar, Attia (Polly Walker), y como ya he dicho, la ambientación de la antigua República de Roma es maravillosa.

Aprovecho para decir que esta entrada es la número 99 del blog, que aunque parezca mentira, ya tiene casi 3 años de vida, así que el siguiente post será un especial recordatorio de estas 100 entradas que para mí son todo un record, sobre todo teniendo en cuenta que hace poco que empecé a dedicarme en serio a esto. Espero que todos os paséis y dejéis vuestro comentario! Un saludo.

10 comentarios:

Sunne dijo...

Luih, te lo llevo diciendo hace semanas. tu me espías macho.jajajaj, la semana pasada se me bajó toda la temporada de Roma (en el curro) e iba a verla pronto. (ahora toy con Soprano 3)

haha, me sigue gustando q tengamos gustos tan iguales.

LUIH dijo...

jajaj, ya es casualidad, leches. Yo sobre todo me la bajé porque mi novia insistió, pero tengo que reconocer que ahora estoy igual de enganchado que ella.

Moltisanti dijo...

Yo en cuanto acabe con Los Tudor tengo totalemnte pensado ponerme con Roma seriamente. La 1º experiencia con series históricas no me ha podido ir mejor y después de leer tu entrada, no me cabe duda de que Roma me va a gustar igual.

Por cierto tengo entendido que la serie era la más cara de la historia y que por ese elevado coste se quedó en 2 temporadas, creo que su historia es algo así.

Por cierto felicidades por esas casi 100, 3 años de blog, un ejemplo a seguir para los que nos hemos metido en este mundo.

Un saludo Luih!!

ALX dijo...

Sip, el coste de la primera temporada ascendió hasta los 100 millones de dólares. Una pasada. Pero al menos estaban bien invertidos.

Por mi parte vuelvo a decir que las intrigas entre Atia y Servilia son una de las mejores cosas de la serie.

Ánade dijo...

Un par de chicas de mi facultad estuvieron enganchadísimas pero a mí nunca me ha llamado mucho.

100 millones de dolares la primera temporada? Joder! O_O

LUIH dijo...

Moltisanti, mira tu por donde que a mi Los Tudor no me llama pero absolutamente nada, y eso que a mi este tipo de historias me gustan...

Alx, yo estoy totalmente embobado con la maldad de Attia (también conocida como Domina) y desde luego su relación tanto con Servilia como con Marco Antonio, está siendo de lo mejorcito de la temporada.

Y si, efectivamente Anade, 100 millones es un pastón impresionante, pero por lo que estoy viendo hasta ahora, todo esto lo vale.

MacGuffin dijo...

Roma bien vale 100 millones en los estudios Cinecittà. Ponga un Tito Pullo en su vida :-)

Albert dijo...

Como no veo "Roma" (de momento), aprovecho la entrada para preguntar algo que quizá te parece absurdo: ¿colaboras en la confección de subtítulos de LOST?

Es que el otro día, viendo un episodio de "Perdidos", leí un mensaje en el que aparecían tres elementos combinados: LUIS, PERDIDOS Y VISCA EL BARÇA, y, me surgió la duda.

LUIH dijo...

jajaja, es una duda razonable Albert, pero no, creo que ese no era yo. Yo estuve colaborando con una página durante la primera temporada para hacer parte de los subs, pero siempre firmaba como eRLuiH, y lo estuve haciendo solo durante 15 ó 20 episodios. Lo tuve que dejar porque terminaba espoileandome todo el capitulo...

Beltenebros dijo...

Luih:

La serie "Roma" también me ha encantado por todas esas virtudes de las que se ha hablado ya tanto.

No es fiel a la historia (faltan personajes importantes, batallas, la escala de tiempo ha sido modificada) salvo en líneas generales, pero todo ello en nombre de un impacto dramático excelentemente logrado.

Lo que no comprendo es tu aversión hacia Kevin McKidd como actor y hacia Voreno como personaje (¿por culpa de McKidd o porque el tipo no te cuadra?). A mí me parecen todos desde simplemente adecuados a soberbios en sus papeles, y los personajes están bien delineados, sin acartonamientos excesivos; antes por el contrario, con diversas facetas que van aflorando según las circunstancias. Voreno no es la excepción: su estoicismo y apego a la letra es la única forma de poder controlar su turbulencia; sus desesperados intentos de redención contrastan con la máscara impasible que mantiene la mitad del tiempo (por cierto, una fisonomía muy romana).

Espero que hayas visto "Roma" en inglés, subtitulada, porque el doblaje no le hace justicia al trabajo actoral en conjunto.

Algo más: Atia no era "conocida también como Dómina". Ocurre que "dómina" es la palabra latina para señora o ama. Si te fijas (en sonido original), a los guerreros y patricios se los llama "dóminus" (señor, amo).

¡Saludos!